Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso (puede consultar la Política de Cookies ). Si no está de acuerdo puede cambiar la configuración de su navegador. ACEPTAR
Salud y deporte

Cómo planificar una rutina con niños en casa


Seguir una jornada ordenada e incluir leche Celta en su alimentación les ayudará en este tiempo en casa.
 

La suspensión de las clases en los colegios y centros educativos fueron una de las primeras medidas que se adoptaron para frenar la expansión del coronavirus. Y ya son muchos los días que llevan los pequeños sin ver a sus profesores, compañeros de clase y con los horarios alterados. Por ello, en Leche Celta compartimos una serie de consejos para que puedan sobrellevar mejor este período en casa.

Pero ¿cómo ayudarles en este momento tan inusual? Establecer unas tareas diarias y aportarles una alimentación saludable con leche Celta les servirá para adaptarse mejor a la situación de confinamiento que viven muchas familias. Además, puede ser una oportunidad para mejorar la relación familiar.

 

Crear una rutina con tus pequeños en casa

 

  • Mantener unos horarios. Aunque tus hijos no tengan que asistir a sus clases, es recomendable seguir unos mismos horarios para levantarse y acostarse, especialmente en los días de diario. Así, afrontarán la jornada con una mayor disposición y se sentirán mucho mejor.

 

  • La importancia de la higiene. Y con especial atención en estos momentos. No olvides hacer entender a tus pequeños la importancia que tiene lavarse las manos con frecuencia, sobre todo al regresar de la calle o cuando se van a manipular alimentos. También puedes enfocárselo como una acción positiva con iniciativas ciudadanas, como, por ejemplo, dibujarles cada mañana un virus en el dorso de la mano y comprobar juntos cómo va desapareciendo con los lavados.

 

  • Establecer un plan. Sentarse juntos a primera hora de la mañana, hablar sobre lo qué queréis hacer, qué queréis comer o si es necesario comprar algo, mientras compartís un desayuno saludable con leche Celta.

 

  • Hacer un repaso de las materias. Tus pequeños también tienen que comprender que no se tratan de unas vacaciones y que es necesario seguir con el aprendizaje. En este punto también es favorable que vean cómo te organizas y realizas tu trabajo desde casa para que entiendan que todos los miembros de la familia seguís con vuestras tareas diarias. Además de las clases online, también existen muchas aplicaciones y vídeos que pueden servirles de refuerzo en aquellas materias que más les cueste. 

 

  • Seguir una alimentación saludable. Además de compartir juntos el momento de comer en la mesa, también puedes animar a tus pequeños a pasar tiempo en la cocina y aprender el proceso de elaboración de los alimentos con el E- book de recetas de Leche Celta. Una manera de pasar un momento divertido y en el que se sentirán partícipes de las cosas de casa.

 

  • Practicar ejercicio. Este hábito es imprescindible no saltárselo, puesto que en estos momentos hay que cuidarse y seguir con una vida activa, a pesar de permanecer en casa. Incluso, si disponéis de un jardín o terraza, es recomendable practicar actividades al aire libre que les permita estar en contacto con la luz y oxigenarse un poco.

 

  • Fomentar la lectura. Así como es importante mantenerse activo en las horas centrales del día, es aconsejable disfrutar de planes más pausados a medida que termina la jornada. Por ejemplo, invitarles a leer sus libros favoritos antes de acostarse. Aparte de reforzar su escritura y comprensión, comprenderán que también pueden imaginar las historias que les gustan sin salir de casa.

 

  • Manualidades y actividades creativas. En un momento como este, también es necesario expresarse y sacar afuera las emociones. De ahí, la necesidad de que tus pequeños quieran dibujar, cantar, interpretar o realizar alguna actividad creativa ¡También puedes inspirarles con nuestras manualidades Celta!

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR