Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso (puede consultar la Política de Cookies ). Si no está de acuerdo puede cambiar la configuración de su navegador. ACEPTAR
Salud y deporte

La importancia de la leche en la dieta del deportista


Descubre cómo nuestra leche gallega puede ayudarte en tu actividad física diaria.

¿Eres de esas personas que dedican una parte del día a realizar deporte? ¿o con la entrada del nuevo año, te animas a empezar a practicarlo? Hay un aspecto que debes tener en cuenta. Mantener unos buenos hábitos alimentarios que te permitan realizar ejercicio físico de una forma saludable. 

En el campo de alimentación enfocada al deportista, alimentos como la leche y los productos lácteos son considerados como importantes fuentes de proteínas de elevada calidad, lactosa y vitaminas (A, B2, B12 y D), además de excelentes fuentes de calcio.

Además de estos valores nutricionales, desde Leche Celta destacamos algunos de los beneficios que te aportará incorporar en tu alimentación nuestra leche gallega, acreditada por LIGAL con la certificación “Galega 100%” y avalada en Bienestar Animal.

 

 

  • Aporte de calcio y vitaminas. Los productos lácteos destacan por su alto contenido en calcio que ayuda al buen mantenimiento de los huesos y los dientes. Un aspecto importante para el deportista que debe mantener unas estructuras óseas fuertes para conseguir que su rendimiento sea adecuado y evitar posibles lesiones. Asimismo, las vitaminas B12 y D presentes en la leche son fundamentales. La primera de ellas contribuye a la formación de los glóbulos rojos, necesarios para el transporte del oxígeno en sangre y la segunda facilita la absorción del calcio y fósforo.

 

  • Mayor rehidratación y mejor recuperación física. Otro aspecto que el deportista debe tener en cuenta es la hidratación. La leche contiene nutrientes electrolitos, que son partículas minerales que contribuyen a que los niveles de hidratación del cuerpo sean correctos. Además, tras la realización de la actividad física, se produce un descenso de los niveles de glucógeno y polisacárido. Para volver a estabilizar estos niveles es necesaria la ingesta de hidratos de carbono presentes también en la leche.

 

Y recuerda que, en función de la actividad física que realices, así como la intensidad y la frecuencia con que la practiques, el consumo de lácteos debe ir acompañado siempre de una dieta saludable.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR