Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso (puede consultar la Política de Cookies ). Si no está de acuerdo puede cambiar la configuración de su navegador. ACEPTAR
Recetas

Receta de arroz con Leche Celta casero


Ingredientes para 4-6 personas.


•    1 litro de leche entera UHT Celta.
•    200 gramos de arroz blanco de grano redondo.
•    125 gramos de azúcar blanco.
•    2 ramitas de canela.
•    Cáscara de limón.
•    Canela en polvo.

Preparación:

  1. Calienta, a fuego medio, el litro de leche Celta con el azúcar, junto con las ramitas de canela y los trozos de cáscara de limón. Remueve de vez en cuando para que no se pegue.
  2. Mientras se calienta la leche, lava el arroz con abundante agua tibia.
  3. Agrega el arroz bien escurrido a la leche antes de que empiece a hervir.
  4. Remueve suavemente para que no se pegue y el arroz suelte el almidón.
  5. El arroz estará listo cuando la leche se haya reducido (aunque no por completo) y los granos estén tiernos.
  6. Vierte el arroz en el recipiente(s) donde lo vayas a servir.
  7. Espolvorea con canela en polvo.

Y listo para comer un arroz con leche cremosito... tibio o fresquito... ¡de todas formas está exquisito!
¡Disfrútalo!

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Alimentación

El Lado Celta de la Vida según Ricard, Ane y Valeria


Sí, aunque la decisión ha estado difícil… estos tres pequeños se han alzado con el premio final de nuestro concurso infantil de dibujo. Han sabido plasmar a la perfección lo que significa esta filosofía, nuestra forma de ver la vida.

Recetas

Flan de verduras


Lo saludable y los postres deliciosos nos siempre son una contradicción. Con el plato de hoy, estaremos comiendo un postre original, riquísimo y algo más light de lo que estamos acostumbrados. ¿Quieres saber cómo se prepara?

100% Galego

Los oficios más tradicionales de Galicia


Galicia es una tierra de tradiciones. Con la industrialización, muchos oficios se han perdido por el camino. Sin embargo, su riqueza rural ha servido de cobijo para muchos de estos artesanos.