Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso (puede consultar la Política de Cookies ). Si no está de acuerdo puede cambiar la configuración de su navegador. ACEPTAR
Recetas

Prepara con leche Celta la crema de pimientos asados


Desmonta la teoría de tus pequeños de que el pimiento no está bueno.
 

Con la llegada de las altas temperaturas, siempre es buena idea recurrir a platos ligeros y fáciles de preparar como cremas o purés de verduras, ¿verdad que apetece?

Y todavía más si desde Leche Celta te ayudamos a convencer a tus pequeños anti -verduras de que estas son más ricas de lo que parecen. Como la receta que presentamos hoy: crema de pimientos asados con leche Celta.

Así que toma nota de estos ingredientes y pasos y recuerda asar con antelación los pimientos y los tomates.


Ingredientes


½ kg de pimientos rojos.
100 ml de leche Celta UHT Entera.
1 kg de tomates maduros.
2 tazas de caldo de pollo.
1 cebolla.
2 dientes de ajo.
4 rebanadas de pan rústico.
Pimienta.
Sal.
Albahaca fresca.
Aceite de oliva virgen extra.

 

Preparación

 

  1. Precalienta el horno a 200ºC. Una vez hayas lavado bien los pimientos y los tomates, introdúcelos en el horno en 2 bandejas.
  2. Incorpora a la bandeja de los tomates la cebolla en tiras, los ajos pelados, la sal, la pimienta y un chorrito de aceite. En la otra bandeja, unta los pimientos con el aceite y añade un vaso de agua en la base de la bandeja.
  3. Deja que se horneen los pimientos y los tomates durante entre 30 – 40 minutos. No te olvides de dar la vuelta a los pimientos y remover los tomates con la cebolla.
  4. Transcurrido el tiempo, retira los pimientos y envuélvelos en papel de aluminio y deja que se templen. Después pélalos y desecha las semillas. Reserva el jugo que sueltan.
  5. Coloca los pimientos en una olla junto con su jugo e incorpora los tomates y la cebolla, y también añade el caldo. Tritura todo con la batidora.
  6. Cocina la crema resultante a fuego alto e incorpora la leche Celta. Déjalo cocer un par de minutos a fuego lento, y añade sal y pimienta al gusto. 
  7. Tuesta las rebanadas de pan para obtener los picatostes.
  8. Sirve la crema caliente en cuencos o platos hondos, añade los picatostes y las hojas de albahaca lavadas. ¡Y listo para saborear!
     


 

PRODUCTOS RELACIONADOS

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR