Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso (puede consultar la Política de Cookies ). Si no está de acuerdo puede cambiar la configuración de su navegador. ACEPTAR
Alimentación

¿Exámenes? Claves para estudiar y... ¡acompañar las horas de estudio!


Con estas recomendaciones y poniendo leche de calidad en tu jornada de estudio... ¡alcanzarás tus objetivos!

Probablemente leas estas líneas y te vengan a la cabeza las fechas de tus próximos exámenes, entregas de trabajos o presentaciones de proyectos. ¡Que no cunda el pánico! Sigue estas pautas para sobrevivir a la etapa final del curso y cumplir con tus objetivos. 

  • Prepara tus herramientas y material de estudio. En la recta final del curso más vale ser previsor y tener a mano libros, ordenador y material de estudio. Esto hará que te levantes menos veces de la silla y que seas más eficiente durante tus horas de trabajo. Además, casi sin darte cuenta, habrás relacionado esos objetos con el estudio y cuando vuelvas a verlos te darás cuenta de que te cuesta mucho menos ponerte a estudiar.
  • Administra tus tiempos. Se acerca la fecha del examen y no puedes evitar preocuparte por la montaña de hojas que te queda todavía por mirar. Esto solamente nos genera más estrés porque pensamos que no nos va a dar tiempo a estudiar todo el temario. En este caso, lo idóneo es hacer una planificación del tiempo que le vas a dedicar a cada tema. Así podrás organizar tu tiempo y no dejarte ninguno de los contenidos sin preparar.
  • Establece una rutina de estudio. Fijarse un horario de estudio o de trabajo y seguirlo tiene efectos muy positivos en nuestro rendimiento. Afrontar el estudio de una forma organizada hace que estemos más concentrados, evitemos las distracciones y mejoremos nuestro rendimiento. 
  • Crea tus propios esquemas y resúmenes. Aunque muchas personas son capaces de retener en la memoria mucha información con sólo leer los textos, también resulta de gran ayuda escribir resúmenes y realizar esquemas.  Al escribirlo, nos daremos cuenta de si comprendemos bien lo que queremos memorizar. Además, al poner por escrito las ideas y los conceptos, conseguirás retener mejor la información. 
  • Practica y evalúate. Los exámenes de fin de curso muchas veces nos sorprenden con preguntas o ejercicios que no nos esperábamos encontrar, por lo que siempre viene bien practicar con exámenes y cuestionarios similares. De esta forma vamos a aprender de nuestros errores, a gestionar el tiempo para realizar la prueba y también a ponernos menos nerviosos porque ya vamos con una idea previa de a qué nos vamos a enfrentar.
  • Realiza ejercicio físico. Los nervios y el cansancio son frecuentes durante los últimos meses del curso. Practicar algún deporte o actividad física te ayudará a liberar estrés y a encontrarte sano en esta etapa del año en la que se realiza un mayor esfuerzo. Además, también sirve como una forma de desconectar del estudio y conseguir un mejor descanso a la hora de acostarse.
  • Duerme y descansa. A pesar de que el estrés se apodere de ti durante la recta final, es necesario dormir como mínimo unas ocho horas para recuperarse y poder continuar al día siguiente. Tampoco olvides establecer periodos cortos de descanso durante la jornada de preparación de los exámenes, notarás como recuperas las fuerzas y vuelves al estudio con una mayor motivación.
  • Evita las bebidas energéticas. Todos hemos recurrido alguna vez a este tipo de bebidas con la idea de rendir más a medida que se acercan los últimos días del curso. Aunque sus efectos parezcan inmediatos y nos hagan sentir despiertos, el consumo excesivo de estas bebidas no es beneficioso para nuestra salud.
  • Recurre a alimentos naturales. En contraposición a las bebidas energéticas, existen una serie de alimentos naturales que son conocidos por sus propiedades energéticas y antioxidantes como los frutos secos, el plátano y los huevos que te ayudarán a sentirte con fuerzas e ir a por tus metas.
  • Cuida tu alimentación. En la última fase del curso todos necesitamos estar al máximo y centrarnos en los exámenes. Pero, como ya sabrás, es necesario recargar las pilas y por eso es fundamental seguir una alimentación equilibrada. 


Así, siguiendo estos consejos e incluyendo en tus desayunos o meriendas el consumo de leche de calidad de Celta, como la leche tradicional o la leche enriquecida, estamos seguros de que afrontarás el final del curso de forma saludable y con energía. 

Desde Leche Celta os deseamos mucha suerte y ánimo a todos los que os encontréis en periodo de exámenes o de entrega de trabajos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR