Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso (puede consultar la Política de Cookies ). Si no está de acuerdo puede cambiar la configuración de su navegador. ACEPTAR
Alimentación

¿Leche caliente o fría? Disfruta como quieras con leche Celta


Conoce las ventajas que tiene consumir tu leche Celta en función de su temperatura.
 

Si eres Milk Lover y la leche forma parte de tu día a día, seguro que comprobaste la diferencia de tomarla en caliente o frío. ¿Pero cuál es mejor? En Leche Celta, no tenemos un veredicto y creemos que ambas alternativas ofrecen muchas posibilidades.

Quédate y conoce algunas curiosidades y ventajas que presenta tomar tu leche Celta caliente o fría. 
 

Beneficios de la leche caliente

 

Consumir la leche a una temperatura elevada hace que nuestro cuerpo se caliente. Una opción idónea para aquellas personas que madrugan y que pueden combinarlo perfectamente con un rico café.

Para las personas intolerantes a la lactosa y que en ese momento no tienen acceso a leche sin lactosa, también es recomendable ingerirla a una temperatura caliente. Y es que cuando la leche se calienta, la lactosa se descompone y hace que sea más fácil su digestión.

¿Te cuesta conciliar el sueño o tienes problemas de insomnio? El remedio de tomar un vaso de leche antes de acostarse es bastante efectivo. La leche contiene triptófano, un aminoácido esencial que ayuda al cerebro a liberar serotonina. Esta a su vez favorece la serenidad y por consiguiente nuestro cuerpo se relaja, facilitando la inducción al sueño.

 

Propiedades de tomar leche fría

 

Después de comidas copiosas o con un toque picante, es probable que hayas experimentado esa sensación de ardor en la boca y que puede llegar a ser desagradable. Pero en estos casos, la ingesta de leche fría puede ser tu mejor aliado. Su contenido en ácido láctico ayuda a normalizar los niveles de ácidos en el estómago.

Si lo que necesitas es una dosis de hidratación, el consumo de leche fría también puede ayudarte con esto. Su alto contenido en electrolitos logra mantener el cuerpo hidratado durante más tiempo.

También es un remedio natural para tu piel. Actúa como efecto calmante por su alta proporción de nutrientes y proteínas. Incluso, puede aliviar las irritaciones y molestias producidas por las quemaduras solares porque tiene propiedades antiinflamatorias.


Ahora que ya conoces las cualidades que presenta consumir la leche tanto en caliente como en frío, en tus manos está cómo prefieres disfrutarla. Y qué mejor que hacerlo con una leche de calidad y de procedencia gallega 100%

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR