Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso (puede consultar la Política de Cookies ). Si no está de acuerdo puede cambiar la configuración de su navegador. ACEPTAR
Celta

Crear, jugar y cocinar con nuestra leche gallega, ¡algunos de los planes #Quédateencasa con niños!


Ideas para aprovechar el tiempo y disfrutar con los más pequeños mientras os quedáis en casa.
 

La batalla por refrenar la expansión del coronavirus y la responsabilidad de permanecer en casa estos días no es tarea fácil. Pero, desde Leche Celta queremos proponerte mirar las cosas de otra manera y aplicar El Lado Celta De La Vida también de puertas para adentro. ¿Qué te parece? 

Anímate a ver este tiempo como una oportunidad para desacelerar y disfrutar de momentos de alegría con los pequeños de la casa. Puede ser divertido volver a sacar los juegos de siempre, crear cosas nuevas y reunirse todos juntos en la cocina para preparar deliciosas recetas, por supuesto, con nuestra leche gallega. Desde Leche Celta compartimos contigo estos planes caseros para recuperar el tiempo con los tuyos.

 

Siete planes con niños que podréis hacer en casa

 

  • Manualidades divertidas

¿Cuántas veces te han pedido tus pequeños que quieren jugar a algo distinto? Casi siempre por falta de tiempo, recurres a entretenerles con los juegos de siempre o decides optar por ponerles sus dibujos favoritos. Esta vez te proponemos que te sientas con ellos y te involucres en hacer algún proyecto chulo juntos, como algún tipo de manualidad. Será una actividad motivadora para ellos y fomentarás su creatividad. Descubre algunas ideas para hacer con nuestras Manualidades Celta.

 

  • Recuperar los juegos de mesa

Seguro que tú y el resto de los integrantes de la familia agradeceréis pasar un momento de risas y de interacción entre vosotros. Y es que los conocidos juegos de mesa son una buena alternativa para que tus pequeños se desenvuelvan en el ámbito social y también incentivarles a competir, pero siempre de una manera constructiva. ¡Rescata de los armarios y estanterías aquellos juegos de siempre!

 

  • Cocinar en familia

Aunque compartáis bastantes momentos en la mesa, queremos proponerte que reúnas a todos en la cocina, os pongáis los delantales y… ¡manos a la masa! Estamos convencidos de que a tus pequeños les encantará preparar los ingredientes y conocer cada paso de elaboración de los platos. Esta actividad les hará sentirse útiles y aprenderán a trabajar en equipo. Además, podéis consultar nuestras Recetas Celta en las que con un poco de cariño y nuestra leche gallega os saldrá todo de rechupete.

 

  • Aprender a tocar un instrumento. 

Ahora también es un buen momento para cumplir aquellos propósitos para los que nunca encontrabais tiempo. Anima a tus pequeños a aprender a tocar un instrumento, por ejemplo, la guitarra. Esta actividad les ayudará a reducir niveles de estrés, a interactuar con los demás y a una mejor coordinación de sus sentidos, especialmente el auditivo y el táctil.

 

  • Ordenar los juguetes

Infinitas son las veces que han acudido tus pequeños a ti porque no encontraban esa muñeca o balón de fútbol que tanto quieren en ese momento. Quizás no sea el plan más divertido para tus pequeños, pero cuando vean todo organizado se sentirán muy reconfortados y valorarán todavía más lo que tienen. ¿Por qué no plantearles esta actividad como un juego? Quien consiga ordenar más cosas en menos tiempo, será el ganador. Pero después compartimos todos juntos una merienda con Leche Celta por trabajar tan duro.

 

  • Inventar historias

Una manera de incentivar la pasión por la escritura de tus pequeños y desarrollar todavía más su imaginación es construir historias nuevas. Puedes enumerar en una hoja vuestras palabras favoritas y a partir de ahí empezar a desarrollar un cuento o pequeños microrrelatos. Después, tendréis que leerlos en voz alta y, por supuesto, darles la entonación que merecen.

 

  • Practicar yoga juntos

Si tus pequeños tienen entre 7 u 8 años aproximadamente podrán iniciarse en esta práctica siempre con ayuda de un adulto. Esta actividad les ayudará a concentrarse mejor y a afianzar el vínculo con ellos mismos y el resto de los integrantes de la familia. Siempre es bueno encontrar un momento de tranquilidad para todos y todavía más en estos difíciles momentos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR