Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso (puede consultar la Política de Cookies ). Si no está de acuerdo puede cambiar la configuración de su navegador. ACEPTAR
Celta

Leche Celta Ecológica: diferencias y propiedades


¿Qué hace que tu leche Celta Ecológica sea única?

Hoy en día existen muchos consumidores cada vez más concienciados con el medio ambiente. Pero, a menudo, hay una falta de información sobre lo que son las leches ecológicas y sus diferencias respecto a otro tipo de leches del mercado. 

Para conocer las características específicas de la leche ecológica, desde Leche Celta te explicamos cuáles son sus principales atributos y qué condiciones tienen que darse para obtener este tipo de leche.
 

¿Qué es la leche ecológica?

 

La denominada leche ecológica o biológica es aquella que garantiza que su procedencia es de animales alimentados de manera natural y basándose en un sistema de producción que tiene como preferencia el respeto al medio ambiente

Para que una leche tenga la categoría de ecológica es necesario que cumpla una serie de requisitos contemplados por la Unión Europea. Como es el caso de nuestra leche Celta Ecológica con el sello del Consejo Regulador de Agricultura Ecológica de Galicia (CRAEGA), que avala que la totalidad de su producción se realiza mediante métodos ecológicos o biológicos. 
 

Alimentación y trato hacia los animales

 

Los principales elementos diferenciados de la leche ecológica son la alimentación y el trato que reciben los animales. En nuestras granjas ecológicas el ganado vive en libertad, siempre que las condiciones meteorológicas lo permitan, y es alimentado a base de pastoreo y de forrajes provenientes en su totalidad de pastos ecológicos

En este sistema de producción se busca conseguir la longevidad de las vacas, recuperando el manejo tradicional sin forzar la producción, ni estresar a los animales.

Además, leche Celta Ecológica cuenta con la certificación en bienestar animal por AENOR como garantía de la aplicación de los principios contemplados por el referencial Welfare Qualty en bienestar animal.

En las granjas ecológicas también se controla que el uso de medicamentos veterinarios alopáticos de síntesis, como los antibióticos, se suministren solamente bajo la responsabilidad de un veterinario en circunstancias concretas.
 

Respeto al medio ambiente 

 

La producción que se realiza en este tipo de granjas, además de garantizar una buena calidad de vida para los animales, también conlleva prácticas respetuosas con el entorno. 

Al suministrar al ganado alimentos naturales, libres de productos químicos como herbicidas, pesticidas o insecticidas se consigue reducir la contaminación de las aguas.

En línea con este compromiso por preservar el planeta en las mejores condiciones, desde Leche Celta introducimos para nuestra grama ecológica el nuevo envase ‘amigo del medio ambiente’ con el que reducimos en un 21% las emisiones de CO2 respecto a su anterior versión de plástico de origen fósil.

PRODUCTOS RELACIONADOS

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR