Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso (puede consultar la Política de Cookies ). Si no está de acuerdo puede cambiar la configuración de su navegador. ACEPTAR
100% Galego

Los mejores deportes para practicar en Galicia


Galicia es una tierra diversa en la que podemos practicar todo tipo de deportes. Desde aquellos que nos hacen segregar adrenalina por las orejas a otros más tranquilos, en los que disfrutar de las vistas y de una jornada en familia. Por ello, queremos recomendar algunos de los deportes que puedes practicar si visitas esta tierra.

- Senderismo y ciclismo. El Camino de Santiago no es la única ruta para hacer senderismo o ciclismo. Galicia es rica en paisajes. Y por ello, tiene numerosas sendas y caminos de diferentes grados de dificultad para disfrutar del deporte y de la naturaleza. Algunos de los más recomendables son O Camiño dos Faros, El Camino de Finisterre o la Ruta de O Alto do Príncipe.

 

- Rafting y piragüismo. Si lo que más te gusta es surcar los rápidos de ríos bravos, este es tu deporte. Ríos como el Miño o el Ulla nos ofrecen la posibilidad de descender sobre sus corrientes y disfrutar de uno de los deportes fluviales más completos. Si nunca lo has practicado antes, tampoco es problema: el rafting es una actividad en equipo, que se realiza en grupos de ocho o diez personas que descienden en una balsa neumática y bajo la supervisión de un instructor experto en el recorrido.

 

- Barranquismo. Seguimos en los ríos, pero esta vez a pie. O mejor dicho, de salto en salto. Este deporte consiste en descender un río y saltar desde hasta siete metros de altura a pozas con gran profundidad. Se puede practicar a lo largo de todo el año, pero es mejor evitarlo en la época de lluvias, puesto que la corriente del río tiene más fuerza. Se puede practicar barranquismo con mayor dificultad, como en el río Arado o en el Coiteladas; o practicarlo en familia, como, por ejemplo, en el río Almofrei o en el Cadavosa.

 

- Surf. No solo Hawaii o California tienen grandes playas para surcar las ola del mar. Existen playas en Galicia que no tienen nada que envidiar a las que vemos por la televisión. Entre ellas la playa de Razo, la playa de Pantín o la playa de A Lanzada tienen olas de gran tamaño en las que poder disfrutar sobre nuestra tabla.

 

- Snorkel. Si no tenemos el título que nos acredita para realizar buceo clásico (con botella de oxígeno), podemos realizar snorkel. Con unas gafas de buceo y unas aletas veremos el rico ecosistema marino gallego. Algunas de las mejores zonas donde practicarlo son: la Isla de Arousa, las Islas Cíes o incluso en las propias Rías Baixas. Es un deporte apasionante para toda la familia que no debes dejar de practicar si visitas Galicia, sobretodo en verano.

 

- Parapente. Y si nada de lo anterior es suficiente y necesitas más estímulo, puedes surcar los cielos en parapente. Hay numerosas empresas que ofrecen este servicio en el que podrás ver Galicia a vista de pájaro. En prácticamente cualquier provincia podrás volar junto a un instructor. Aun así, Ponzos, Monte Ventoso y A Marufa son algunos de los lugares más recomendables para realizar este deporte.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Celta

El lado Celta de la vida


Hoy ha llegado el día en que por fin podemos contaros el origen de toda la transformación que estamos viviendo.

Recetas

Hoy preparamos un risotto con setas


Hoy volvemos a preparar otro plato italiano. En este caso, un risotto. Y como estamos a principios de otoño, hemos decidido hacerlo con setas. ¡Te valen todas! Siempre y cuando sean comestibles.

100% Galego

Los pueblos que no te puedes perder en Galicia


Sin lugar a duda, parte del encanto turístico de Galicia son sus pueblos. Los hay costeros, de montaña y situados al borde de acantilados. La diversidad de las localidades gallegas han llevado el turismo rural a otro nivel.

Recetas

Hoy preparamos quiche


No tenemos muy claro cómo se pronuncia. Pero sí que esta receta es un plato de origen francés delicioso. Necesitas menos ingredientes de los que crees.